Probablemente, uno de los legados monumentales más importantes que hemos recibido del periodo musulman en España.

Los baños árabes o hammam del siglo X de Córdoba, se situaban dentro de la estructura del Alcázar Califal. Son una continuación heredada de las Termas Romanas, con las diferentes salas de agua fría, templada y caliente.

Su construcción por parte del califa Alhaken II, en una época en que la ciudad tenía cientos de baños para atender a una población de varios cientos de miles.

 

Estos baños árabes o hammam, posiblemente fueran los más importantes de la ciudad. Las abluciones antes del rezo y limpieza corporal, con el uso de alcorques (sandalias de corcho), constituían una parte esencial en la vida del musulmán, a la vez que era una de las principales actividades de relación social y ocio que se tenía en la sociedad de aquellos tiempos.

Eran preceptivos de la oración, un ritual de purificación religiosa. Mahoma escribió : “La higiene es una manifestación de la fe.”

Aquí podrán ver las principales características de los baños públicos andalusíes y como desarrollaban sus funciones tanto para mujeres como para hombres. Aunque nunca podían coincidir juntos.

 

En el caso de este hammam, aquí se dirimían cuestiones de estado por parte del califa y sus súbditos, al igual que se produjeron regicidios en ellos. Como fue el caso del Califa Omeya Abdarrahman V.

 

Durante los siglos XI al XIII, fueron reutilizados por almorávides y almohades, prueba de ello son las yeserías talladas con motivos de ataurique(decoración vegetal).

Aviso de Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros con fines analíticos y para mostrarte publicidad personalizada en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “aceptar” o configurarlas o rechazar su uso clicando AQUÍ.