Enclave donde se ubicó la ciudad palatina construida a partir del año 936, por el primer califa Omeya en Al-Andalus, Abd-Al-Rahman III, con fines políticos e ideológicos y al mismo tiempo para mostrar su poder al resto del mundo.

Se utilizaron en su construcción diversos materiales como mármol de distinta procedencia, sillares, fustes de columnas, capiteles, basas, todos ellos de incalculable valor.

Se encuentra estructurado en tres terrazas sobre las primeras estribaciones de Sierra Morena a unos 8 Km de la ciudad de Córdoba.

Destaca en este complejo arqueológico diferentes edificios y construcciones como el Salón de los Visires, Casa de Ya-Far, Jardín Alto, y como no, el más emblemático dentro del complejo, el Salón Rico, Salón de Recepciones o Salón de Abd-Al-Rahman III.